28 Abril 2016

Moción conjunta de los grupos socialista, ciudadanos, ahora Murcia y cambiemos Murcia sobre gestión de perfiles institucionales en redes sociales.

La relevancia de la interrelación entre los servicios públicos gestionados desde la Administración y los ciudadanos a través de las Redes Sociales (RRSS) ha adquirido una magnitud imposible de ignorar. En el Ayuntamiento de Murcia, desde el principio y de manera genérica, la gestión de Redes Sociales de perfil institucional ha estado en manos de los funcionarios municipales de los diferentes Servicios, algunos de ellos referentes profesionales y formadores de otros técnicos a nivel nacional. Fruto de ello es el protagonismo de algunos perfiles de este Ayuntamiento en RRSS, que están a la cabeza en número de seguidores a nivel nacional.

Inesperadamente, el equipo de gobierno ha decidido traspasar la gestión y administración de las RRSS de distintos Servicios a la Oficina de comunicación. Los hasta ahora responsables públicos han dejado su función en manos de personas contratadas, ajenas al cuerpo de funcionarios y a la actividad propia de la concejalía.

Es necesario recordar y valorar, en lo que respecta a la gestión de cada uno de los perfiles de RRSS de los diferentes Servicios municipales, el deber de respetar la especificidad del público al que se dirigen cada uno de ellos y el marco de contenidos informativos propio de cada servicio o departamento. En función de cada tipo de público y clase de contenidos se requiere el uso de unos códigos y unas formas diferentes y adaptadas a sus especiales circunstancias. En estos aspectos son los mismos funcionarios de cada servicio quienes dominan adecuadamente las especiales circunstancias que afectan a cada tipo de público.

Una de las grandes virtudes de la comunicación mediante redes sociales con los ciudadanos reside precisamente en la posibilidad de dar cobijo a las realidades y situaciones de necesidad de atención más diversas, y de conectar a los diferentes usuarios con los técnicos municipales, de forma que, además de atender sus demandas de manera específica, sirva como instrumento de enriquecimiento mutuo y mejora en la laborde la administración, evitando concebir esta función como un mecanismo de emisión simple de mensajes. Si esta función no se cumple por los mismos funcionarios, el avance en la gestión pública queda sustancialmente limitado.

Desde que esto es así, determinados contenidos de perfiles sociales institucionales han sufrido una variación considerable, pasando a convertirse en buena medida en simples difusores de actividades, no siempre ligadas a su área de trabajo. Ejemplo claro es la difusión de eventos protagonizados por instituciones privadas para las que ya existen perfiles propios. Por el contrario, pierden espacio los contenidos dedicados a convocatorias de subvenciones, becas, ofertas de Empleo y Formación, que siempre han ocupado la atención prioritaria de este servicio.

La gestión de las redes sociales es un medio esencial de interacción con los usuarios atendiendo de forma pertinente y oportunamente los contenidos correspondientes a cada clase de información y de consultas posibles de los ciudadanos, de acuerdo al cometido específico de cada Servicio, de ahí la necesidad de que sean los propios funcionarios de cada departamento quienes las gestionen, garantizando profesionalidad, especialización y transparencia en su labor.

Esta decisión destila un interés meramente electoral y de pura imagen, deteriora el trabajo realizado desde hace muchos años y supone una desconsideración ética y profesional hacia quienes han ejercido esta labor con indudable éxito. Las nuevas tecnologías y redes sociales adscritos a cada servicio municipal no pueden convertirse en un mero medio de divulgación publicitaria de la institución pública, ni en un instrumento de control político o partidista de la información que se transmite a los ciudadanos. Deben garantizar, en todo caso, la pertinencia de sus contenidos en razón del cometido de cada servicio, el acceso libre e igualitario a todos los ciudadanos y asegurar las posibilidades de compartir y colaborar con dichos contenidos, así como recibir consultas, quejas o propuestas de mejora con el máximo rigor, conforme a cómo está regulado en nuestra legislación, y con la máxima transparencia.

Valgan como ejemplo las obligaciones de los servicios de información juvenil expresados en la Carta Europea de Información Juvenil, aprobada en Bratislava el 19 de noviembre de 2004 por la 15ª Asamblea General de la Agencia Europea de Información y Asesoramiento para los Jóvenes (ERYICA) en cuanto a «las directrices del trabajo de información juvenil, que procura garantizar el derecho de las y los jóvenes a la información»:

  1. La información disponible deberá basarse en las demandas juveniles, y en las necesidades de información que se detecten. Deberá abarcar todos los temas de eventual interés para la juventud, y adaptarse a nuevos asuntos que vayan surgiendo. (…)
  2. La información se facilitará de manera profesional por personal especialmente formado para ello. ( … )
  3. La información ofrecida deberá estar exenta de cualquier influencia religiosa, política, ideológica o comercial.

Y, por supuesto, el texto de los Principios para la Información Juvenil Online, aprobado en la vigésima Asamblea General de ERYICA en Róterdam, el 5 de mayo de 2009. En concreto:

  1. El contenido se basará en las necesidades de los y las jóvenes. Estas necesidades tienen que ser identificadas y evaluadas mediante un proceso continuo.
  2. El contenido deberá ser una selección relevante de información, libre de información de carga, que proporcione una visión general de las diferentes opciones disponibles. Los criterios de selección aplicados deben hacerse públicos y comprensibles. ( … )
  3. Debe quedar claro a los usuarios y usuarias quienes son los proveedores del Servicio de Información Juvenil y cuál es su motivación. La información de contacto completa deberá estar claramente indicada y las fuentes de apoyo financiero se mostrarán de forma transparente. (…)
  4. Los trabajadores y trabajadoras de la Información Juvenil deberán ser competentes en el uso de herramientas Online y tener habilidades para redactar información. Deberán tener conocimiento de los nuevos acontecimientos, de la legislación pertinente y mantenerse informados acerca de las nuevas tendencias y prácticas Online entre los y las jóvenes.

El contenido completo de ambos documentos se encuentra en la web del Servicio Informajoven. Sus compromisos deberían ser aplicables, adaptados, al resto de Servicios municipales como garantía de criterio homogéneo en la institución. La gestión de las bibliotecas públicas también está recogida en acuerdos internacionales similares.

En la misma situación se encuentran a día de hoy los Servicios de Cultura, Turismo, Servicios Sociales o Deportes. Todos son servicios susceptibles de un trato específico y especializado, tanto en el tratamiento de la información como en la interactuación con el usuario. ACUERDOS:

PRIMERO.- Instar al órgano competente que restituya de manera inmediata la gestión y administración de los perfiles institucionales en Redes Sociales al personal funcionario municipal que desempeñaba dicha labor.

SEGUNDO.- Instar al órgano competente a ajustar los contenidos de dichos perfiles a lo comprometido en la Carta europea de Información Juvenil y en los Principios para la Información Juvenil Online.

TERCERO.-  En caso de no disponer el Ayuntamiento en algún momento de personal propio capacitado para la gestión y administración de los perfiles institucionales en RRSS, instar al órgano competente a planificar actuaciones dirigidas a la formación en la materia de cuantas personas sean necesarias

 

Se aprobo por diecisiete votos a favor, seis del Grupo Socialista, cinco del Grupo Ciudadanos, tres del Grupo Ahora Murcia y tres del Grupo Cambiemos Murcia y doce votos en contra del Grupo Popular