Pleno de Enero 2016

Moción de Begoña García Retegui sobre actuaciones de protección del Paseo del Malecón

El Paseo del Malecón y el jardín del mismo nombre es el paseo murciano por excelencia y uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. La lucha contra las avenidas del río ha sido una constante histórica, en la que esta edificación se convirtió en pieza fundamental. El Malecón es un muro de contención contra las avenidas de las aguas. Tuvo su origen en el siglo XV y, a pesar de haber sido objeto de numerosas reparaciones, al llegar el siglo XVIII se hallaba muy deteriorado a causa de las lluvias, los vientos, el paso de las caballerías y el continuo tráfico de la ciudad, acometiéndose su reedificación en el año 1736 por el Corregidor de la ciudad D. Francisco de Luján y Arce.
Hoy en día es un excepcional paseo a unos tres metros de altura sobre el nivel del suelo. Como una lengua de piedra se adentra a lo largo de más de 1.500 metros en la huerta, intentando rodear la ciudad por su lado oeste y discurriendo entre los jardines del antiguo Convento de San Francisco y el del Botánico. Se trata de un lugar para el ocio y el paseo desde el que se, disfruta de magníficas vistas. Para el descanso cuenta con numerosos asientos de piedra a lo largo de todo su recorrido.

Destacan la presencia de un Triunfo dedicado a María, la estatua del filántropo murciano D. José- María Muñoz, y las viejas portadas de los huertos y las casas que flanquearon el Malecón.
En su margen izquierdo se encuentran el Colegio de los Maristas y el recinto conocido como “Murcia Parque”. En el margen derecho se ubica el Jardín Botánico, nacido de la unión de los terrenos del antiguo jardín con otros huertos colindantes como el Huerto de los Cipreses. Hoy día es el jardín de mayor extensión de todos los existentes en Murcia y, desde que fue destinado como jardín botánico, recuperó el nombre con el que muchos ciudadanos lo conocen.

En el año 1982 fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC)
El marco normativo actual sobre Conjuntos Históricos viene recogido por las siguientes normas en vigor:
– Ley 1611985 de Patrimonio Histórico Español.
– Ley 411990 de Fomento del Patrimonio Artístico de la Región de Murcia.
– Ley 412007 de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.
– Ley 112001 (IR. 512005) del Suelo de la Región de Murcia.

La propia Ley 1611985, en su artículo 20 apartado 1, indica que la declaración de un Conjunto Histórico como Bien de Interés Cultural (BIC) implica la obligación para el municipio afectado de redactar un Plan Especial de protección del área afectada. En su defecto, cualquier otro instrumento previsto en la legislación urbanística que cumpla las exigencias de la propia Ley. Y en el apartado 4 se señala que desde la aprobación definitiva del Plan a que se refiere este artículo, los ayuntamientos interesados serán competentes para autorizar directamente las obras que desarrollen el planeamiento .aprobado y que afecten únicamente a inmuebles que no sean Monumentos ni Jardines Históricos, ni estén comprendidos en su entorno, debiendo dar cuenta a la Administración competente para la ejecución de esta Ley de las autorizaciones o licencias concedidas en el plazo máximo de diez días desde su otorgamiento.

Las obras que se realicen al amparo de licencias contrarias al Plan aprobado serán ilegales y la Administración competente podrá ordenar su reconstrucción o demolición con cargo al organismo que hubiera otorgado la licencia en cuestión, sin perjuicio de lo dispuesto en la legislación urbanística sobre las responsabilidades por infracciones.
El Plan Especial del Conjunto Histórico-Artístico (PECHA) fue aprobado en 1991 y modificado sucesivamente en los años 1993 y 1995.

En 2001 se aprobó el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio de Murcia catalogando el suelo como suelo protegido (NR-Aj). Modificaciones posteriores cambiaron dicha catalogación convirtiendo el suelo en urbanizable (US). El artículo 7.3.1
del referido PGOU de Murcia establece para las huertas contiguas al Paseo del Malecón que su significación cultural, paisajística y ambiental justifica su tratamiento como huertas altamente protegidas, sujetas a las máximas restricciones y cautelas frente a todo tipo de transformaciones
urbanísticas.

El mismo artículo establece que se debe elaborar un Plan Especial de Protección y Monumental de los entornos del Malecón. Las licencias de edificación en dichos ámbitos quedaban en suspenso hasta tanto se aprobaran los Planes Especiales respectivos. El plazo para aprobar el Plan de Protección finalizó el 16 de mayo de 2007 y el Ayuntamiento ha venido otorgando licencias que condicionarán la elaboración del Plan.

En el Pleno municipal de 31 de julio de 2015 se aprobó por unanimidad de todos los grupos municipales una Moción para la redacción del Plan Especial de Protección del entorno del Malecón. Posteriormente a dicha aprobación grupos de la oposición han denunciado la existencia de obras con maquinaria pesada removiendo tierra en un huerto al final del paseo. El BIC está en un estado de conservación lamentable. Y además está afectado por casetas del mercadillo de San Esteban, a los que se ubicó “provisionalmente” hace ocho años, además de tableados, antenas, aseos portátiles y poste de socorro, entre otros elementos.

Mención aparte merece la superficie destinada a aparcamiento disuasorio gratuito en el entorno, que dificulta la tradicional perspectiva de la huerta desde el Malecón. Un informe de la Consejería de Cultura de hace dos años cita que deben tenerse en cuenta las circunstancias paisajísticas que aconsejaron la declaración como BIC del Malecón, «por lo que deberían acometerse medidas atenuantes del impacto negativo producido». Para ello, por ejemplo, propuso la instalación de una pantalla vegetal con especies características.

El aparcamiento incontrolado de vehículos es otro aspecto que preocupa a los inspectores de Patrimonio Histórico, quienes aseguran que no está permitido, «pero sí tolerado, en zona ajardinada de margen, frente al colegio Maristas La Merced». La entrada a un antiguo huerto frente al mencionado colegio «se encuentra muy deteriorada, con pintadas, pérdidas de volumen y degradación general de los revestimientos». En cuanto a las vallas publicitarias que la ley prohíbe, los técnicos dicen que las situadas en los márgenes del Paseo «desvirtúan gravemente las visuales características que el BIC debe garantizar» También hay una valla separadora, recubierta de malla plástica en color verde, instalada en el propio paseo, para ocultar las instalaciones del vivero del Consistorio.

En la zona final del Malecón, los técnicos constatan el deterioro originado por la acción de las raíces de unos eucaliptos de gran porte sobre el muro de contención del paseo, «habiendo dado lugar a una preocupante grieta y el vencimiento de toda la estructura». Cultura propuso el replanteo del muro en este punto. Asimismo, instó al Ayuntamiento a eliminar el cableado que atraviesa el BIC por varias zonas y a desplazar antenas ubicadas «de manera improcedente». Sobre las casetas de los vendedores se considera que el Ayuntamiento debería aportar un proyecto que justifique su instalación en el paseo, «encima de un monumento», y su adecuación estética al bien de interés cultural, «al modo de la Cuesta de Moyano, en Madrid».

Los técnicos exigen al Ayuntamiento más control mediante la ordenanza de publicidad exterior por la incidencia visual de varias vallas en entornos especiales, que intervenga con actuaciones de mantenimiento sobre las portadas de los huertos recayentes directamente al paseo, y favorecer la instalación de pantallas vegetales a lo largo del recorrido para recuperar la visión tradicional que se ha tenido del monumento, y como mejora paisajística.

Dos años después del informe emitido por la Consejería de Cultura las cosas no han mejorado en el paseo del Malecón. El Plan especial sigue sin estar aprobado y la Junta de Gobierno local sin tomar medidas destinadas a proteger el bien y evitar su deterioro.

Por todo ello, el Grupo Municipal Socialista instar al Pleno del Ayuntamiento para su aprobación los siguientes ACUERDOS:

PRIMERO.- Que se inicien actuaciones de protección de los diferentes elementos que conforman el BIC del Paseo del Malecón y su entorno, que se revisen todas las licencias de edificación en el entorno y que se informe a este Pleno sobre las obras que han comenzado en el huerto situado frente a la estatua de don José María Muñoz.

SEGUNDO.- Que se otorgue el mismo grado de protección para todo el suelo próximo al Paseo del Malecón, la reducción de alturas y un diseño integrado para la urbanización proyectada en las instalaciones de las antiguas Conservas Caravaca. De igual forma, que se garantice una redacción urgente del Plan Especial de Protección al que se comprometió el Ayuntamiento en el pleno de julio de 2015, con plazo de terminación, así como la aprobación por parte de la Dirección General de Bienes Culturales de un entorno de protección amplio y justificado como indica la Ley de Patrimonio Cultural de la Región de Murcia.

Se aprobó por diecisiete votos a favor, seis del Grupo Socialista, cinco del Grupo Ciudadanos, tres del Grupo de Ahora Murcia y tres del Grupo Cambiemos Murcia y doce votos en contra del Grupo Popular.