Pleno de Enero 2016

Moción de María Teresa Espinosa Rivero sobre el necesario control para evitar el consumo de tabaco en establecimientos de ocio, restauración y espacios públicos del municipio de Murcia

En el año 2011, con la aprobación de la Ley 42/2010, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco, más conocida como nueva Ley de Tabaco, España se colocó a la cabeza de los países que luchaban por la prohibición de fumar en espacios públicos. Las medidas de mayor repercusión social fueron la extensión de esta prohibición en cualquier tipo de espacio de uso colectivo, local abierto al público, que no esté al aire libre, con una única excepción otorgada a centros de internamiento penitenciario y psiquiátrico y en zonas y habitaciones delimitadas en centros residenciales de mayores.

A pesar de los recelos de algunos empresarios de bares y restaurantes, que pronosticaban que sus negocios se verían tan perjudicados que les llevarían al cierre de los mismos, estos malos augurios no se cumplieron. Por el contrario, han mejorado las condiciones de trabajo del personal de esos establecimientos y han disminuido las enfermedades derivadas del tabaquismo.

No obstante, tal y como ha denunciado el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, en los últimos tiempos los controles sobre el cumplimento de la ley antitabaco se han relajado y se están dando casos de que en ciertos establecimientos de ocio nocturnos se permita -o al menos se tolere- el consumo de tabaco.

Según datos de la Encuesta Europea de Salud en España de 2014 el nivel de exposición en nuestra Región en espacios cerrados es de un 16,9 por ciento, alcanzando al 19,5 en los varones, superior a la media nacional en ambos casos (15,4 y 16,2 por ciento, respectivamente).

El incumplimiento de la Ley de Tabaco es patente en las carpas o terrazas de los establecimientos de restauración en las que no se puede consumir tabaco si tiene más de dos laterales cerrados además del techo. Estas carpas se han convertido en un “fumadero” en la que se vuelve a exponer a menores y trabajadores a un elevado nivel de contaminación del humo de tabaco.

Es verdad que son las comunidades autónomas las responsables de este control, así como de la tramitación de las denuncias y sus respectivas sanciones. Y también es cierto que, al relajarse el control del cumplimiento de la ley antitabaco, esta situación permite que los propietarios de algunos bares y establecimientos de ocio permitan el consumo de tabaco, pues saben que no recibirán la visita de los inspectores ya que el horario laboral de éstos es diurno, mientras que las infracciones son cometidas preferentemente por las noches.

No obstante, en el caso de las carpas o terrazas de los establecimientos de restauración hay que tener en cuenta que sus horarios no son nocturnos precisamente. Aun así, también se ha detectado una relajación en las inspecciones, permitiéndose fumar por parte de hosteleros en el interior de estos locales y, sobre todo, en las carpas de los mismos.

Por todo lo expuesto, y para defender el derecho a la salud, desde el Grupo Municipal Socialista instamos al Pleno a adoptar los siguientes ACUERDOS:

PRIMERO.- Instar a que el Ayuntamiento de Murcia promueva la firma de un convenio con la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, a través de sus departamentos correspondientes en materia de Salud Pública y Seguridad y Protección Ciudadana, para el cumplimiento de la legislación sobre el tabaco dentro de una Estrategia de Protección de la Salud.

SEGUNDO.- Que el Ayuntamiento establezca los servicios de vigilancia e inspección, en especial con horario nocturno, para hacer efectiva la legislación antitabaco, en aras de colaborar con la Comunidad Autónoma en las denuncias a establecimientos y personas que incumplan la Ley.”

 

Se aprobó por unanimidad.