Pleno de Enero de 2016

Moción de Susana Hernández Ruiz para ampliar las ayudas directas que cubran las necesidades básicas y de urgencia a las familias: becas de comedor, pago de alquiler y recibos de electricidad, gas o agua

Los datos sobre la situación de pobreza y exclusión en la Región de Murcia que han ofrecido diversos estudios en los últimos años, tanto de fuentes oficiales como promovidos por entidades privadas, arrojan un grave panorama en cuanto que hablamos de situaciones personales y familiares muy difíciles que les impiden cubrir las necesidades básicas, especialmente en menores y familias monoparentales.

Estudios del propio Ayuntamiento de Murcia indican que más de un tercio de los ciudadanos del municipio, entre 150.000 y 160.000 personas, se encuentran en situación de pobreza y exclusión social. Un porcentaje que no ha dejado de crecer en los últimos años y que refleja un deterioro progresivo de una situación en la que la disminución de las rentas, la privación de servicios básicos y la precarización laboral, no auguran una mejora inmediata.

Al menos 2.000 familias se encuentran en una situación que puede clasificarse como crítica, ya que en ellas confluyen los tres indicadores que permiten valorar el riesgo de pobreza y de exclusión social: el riesgo de pobreza, la carencia material y la baja intensidad en el empleo. Otras 6.000 familias se hallan en una situación de alto riesgo, al confluir al menos dos de los indicadores. Y, además, los hogares monoparentales con menores a cargo suponen la tipología en la que con mayor probabilidad se concentra el riesgo.

Precisamente, tenemos constancia de que, por franjas de edad, es la población con menos de 16 años la que sufre en mayor medida esta situación, que se agravará si el menor reside en un hogar en el que los adultos sean de origen extracomunitario (y en menor medida comunitarios), o si pertenecen a una familia monoparental.

De igual forma, adquiere una especial relevancia el crecimiento significativo del número de personas atendidas y que transmiten a los técnicos municipales de Servicios Sociales sus dificultades para afrontar los pagos del hogar, así como la de quienes se tienen que ver privados del consumo de energía para disponer de una temperatura adecuada en el domicilio.

Por otra parte, desde el Grupo Municipal Socialista coincidimos con quienes afirman que el aumento de la brecha en la distribución de la riqueza y la concentración de las situaciones de riesgo de pobreza y exclusión social en determinados sectores de población o en determinados grupos sociales, puede suponer un serio riesgo para la cohesión social y para la convivencia.

La apuesta por las políticas sociales para corregir las desigualdades y la exclusión social, especialmente la pobreza infantil, es uno de los ejes que ha motivado al Grupo Socialista proponer unas enmiendas para mejorar los Presupuestos del Ayuntamiento de Murcia para este año, dentro de nuestras posibilidades como oposición, que incrementan las partidas originales en 400.000 euros en varias direcciones: el aumento de los fondos destinados a la lucha contra la violencia de género; la mejora de las aportaciones contractuales con Jesús Abandonado y otras asociaciones, además del incremento de las cantidades dentro de proyectos destinados a la resolución de problemas en la infancia y en menores de 16 años.

Por todo ello, elevamos al Pleno el siguiente ACUERDO:

Que la ampliación de la dotación económica de 300.000 euros en la aplicación presupuestaria 038/2310/48000, referente a las “Atenciones benéficas y asistenciales”, irán destinadas con prioridad a cubrir de manera urgente, y extraordinaria, las necesidades básicas de las familias a través de ayudas directas para:

  1. Becas de comedor que aseguren, al menos, una comida digna diaria a los menores escolarizados.
  1. Evitar los desahucios por impagos de alquiler.
  1. Luchar contra la pobreza energética hasta su eliminación.”

Se aprueba por Unanimidad